Estado del Servidor


IP: servidor.elorbe.net

 Cumpleaños

Felicidades para:
Troolock (28)

CHAT


Inicia sesión para usar el Chat.

DarkSito :
Feliz 2018 a todos!!!
Ertos :
Hola Orbenses, ¡Feos! *Se va*
Kikazo12 :
Feliz 2017 a todos y a ver si nos vemos un día y todo se arregla :P
Marcus :
Felices fiestas a todos xD
Δĝŭ :
Cállate Ginza
Ginza :
Y yo sigoo aquiii esperandooo queuuu tu duuulce boca ruede por mi pieeeeeeeeeeel
Δĝŭ :
Hellou? :0
Ginza :
:O
Marcus :
esta caido desde hace mucho danelay
Danelay :
alguien sabe cual es la dirección del servidor? no me deja meterme desde el icono que hay en mi escritorio xD
Δĝŭ :
Tururú
Ertos :
Feos. ¿Como van las cosas por aqui?
Bellator :
Feliz año
Kelunne :
Feliz año nuevo !!
Marcus :
Feliz año
Piro_draco :
Feliz año nuevo
DarkShadow :
Feliz Año!
Piro_draco :
Feliz Navidad!!!
Marcus :
feliz navidad (no pude entrar antes)
Δĝŭ :
O= Aún me acuerdo cuando en Enom Dark tiraba fuegos artificales Q_Q
Ginza :
:O Ya casi es Navidad
Δĝŭ :
Que alguien me escarcheeeeee
LadyEscarcha :
Venga venga, no te pongas asi xD, cuenta mas chistes malos si quieres
Δĝŭ :
(/.\)


 Últimos miembros

Nombre de Usuario Registrado
JesseVoss 13 May
Shayne26 17 Feb
Josephin 09 Feb
Christia 11 Ene
MeganElm 19 Oct

 Enlacese con nosotros

Por favor, siéntase libre de enlazar a El Mundo del Orbe con su sitio web. Utilice el siguiente HTML:




  • Bienvenido
Servidor cerrado indefinidamente.
El foro permanecerá abierto.

  • Temas recientes
    Respuestas
    Visitas
    Último mensaje

  • Últimas noticias

Ver último mensaje Adjunto(s) Ladrón de identidad


En tiempos de calma, sucesos aparentemente invisibles, cobran forma en la actual y conocida ciudad de Ephesus.

Miembros que formaron una escaramuza inicialmente como recolecta de información, despertaron o se interpusieron en el camino de los que romperían la calma de la que hacía tiempo gozaba la ciudad. Varias partes forman estos sucesos, varios miembros, pero que misterios ocultan estos sucesos en los que Valazard, el pequeño aventurero, parece sufrir en primera persona? Poco es sabido, poca lógica y coherencia existe para él y para quien escuche sus razonamientos y excusas, que un arrebato de romper contra su habitual serenidad y desinterés hacia la rebeldía.

Valazard se ha convertido en un pillastre, un vulgar ratero, un muchacho que parece buscar problemas y robar a los ciudadanos la paz de la que disfrutaban desde hacía algún tiempo.

La razón de sus actos no tiene justificación alguna. La palabra de los testigos que han presenciado sus actos sin atender a razones ni formas como había sido en el pasado, es lo único real del asunto.

En los recientes informes, se comienza a tener en sobre aviso por cada paso que Valazard pueda dar en la ciudad, mientras en su mente rondan pensamientos englobando un estado irrevocable de confusión.


( Que diablos me está ocurriendo..soy yo? alguien quiere hacerme ganar la reputación que no deseo..o estoy perdiendo el control sobre mis actos..mi memoria?...)

Todo acto, toda vivencia, es más cercana a ser un sueño, una pesadilla, que no un mero día en la vida de Valazard. Todo comenzó con el anuncio del reclamo de un viejo conocido en la vida pasada del pequeño aventurero. Endiku, el que fue el guía en días pasados de la compañía que exploró lo que parecía la tumba de un ser olvidado por la mente humana, buscaba de nuevo la valentía de osados aventureros en lo que inicialmente parecía ser, aunque intrigante, una misión al alcance de una cierta "veteranía" aventurera.

Endiku en su arrogante e impulsiva actitud mercenaria hacia las formas sinceras e insensibles de hablar, cuestionaba, juzgaba y cualificaba a Valazard como al muchacho frágil e impulsivo que lo caracterizaban visiblemente. Valazard entendía sus formas, su apariencia no justificaba el alcance de su experiencia como aventurero. Siendo consciente de ello, el muchacho entendió que debía adoptar la posición de la apariencia que mostraba al mundo, dando a entender que podría acompañarlos como escudero, portador de vendas u otros útiles para el camino. Estaba seguro que su tarea no terminaría ahí, y que de ser necesaria, podría aportar más ayuda que la mostrada en un inicio con cierta interpretación que tan bien ocultaba con su aspecto de infante.

El camino hacia la zona montañosa cercana a Luthoria y no muy distanciada de Atrienza, transcurrió con calma. Valazard había frecuentado ese mismo camino en repetidas ocasiones por razones de acrecentar su experiencia en el oficio de la minería, así que supo orientar al grupo para evadir posibles asedios. Llegaron a la entrada en la que todos los presentes se detuvieron, esperando ver que Endiku tomase la iniciativa. Quizá no todos los miembros pero sí algunos de ellos, observaban a Endiku con actitud curiosa de ver más allá de su apariencia de mercenario, intentando ver señales de sus motivaciones o algún detalle que lo declarase como natural de unas formas u otras. Pero no verían más que al mercenario que los hizo llamar.

Las motivaciones, por contra, de los aventureros que formaban la compañía parecía ser tan diversa como eran las diferencias entre ellos en cuanto a sendas. Endiku se interesó, por mantener algún tipo de conversación o quizá por que le interesara, por las habilidades de cada uno. Sanador, arcana y un aparente escudero, formaban el grupo de aventureros.

Valazard ardía en ansia de sincerarse sobre sus verdaderas habilidades, pues Therlock era el sanador del grupo y Zafiria la arcana, ambos conocedores del pasado y la verdadera identidad del muchacho. Pero su habitual temple lo mantuvo esquivo y calmado. Intentó mantenerse sereno hasta el momento en que un combate le obligó a defenderse con la espada de su cinto, la cual pasó a sustituir la honda que le había servido como adorno de su inicial interpretación como escudero del grupo. El combate despertó la exclamación y fijación de Endiku ante la forma de combatir del chico, lejos de ser propia de alguien de su edad. Valazard no pudo mantener su calma y de forma imperativa se dirigió al supuesto mercenario expresando su molestia ante los gestos, palabras y demás formas de juzgarle que había tenido hacia él, comparándole indirectamente con el resto de muchachos que hasta la fecha había visto.

La disputa no duró demasiado, pues el chico desistió cuando creyó oportuno pues su postura había sido expuesta hasta donde debiera para no volver a ser juzgado. Tanto él, como Endiku y Zafiria, comenzaron a sentir un mareo repentino que hizo de sus cuerpos algo liviano y frágil, sensibles a una mera corriente de aire. Sus cuerpos cayeron de forma inherte en el suelo pedregoso del lugar. Todos menos Therlock que no sintió ni el más mínimo cambio en sí, todo lo contrario que el resto de miembros los cuales ya se encontraban en el suelo inconscientes.

Therlock, observó al grupo, vió como caían y perplejo con la insensibilidad que lo acompañaba, se aproximó a ellos siendo Valazard el que estaba más próximo a él, fue en quien prestó su atención. Lo llamó, le asestó leves patadas a modo de comprobar si éste respondía pero el chico, al igual que Endiku y Zafiria, no daban señales de responder en ninguno de los intentos de Therlock.

En el silencio de la caverna, una inesperada visita les salió al paso. Unos seres, con vestimentas algo semejante a ser distintivos jerárquicos entre los suyos o meramente sus formas de vestir rozando la nobleza, una pareja de Azotamentes se presentaron ante Therlock. Cauto y astuto, Therlock intentó dialogar con uno de los seres, evitó movimientos que pudieran sugerir hostilidad e intercambió palabras de cortesía. Pero estos seres no hablaban el mismo idioma que el sanador, o no querían mostrar que lo conocían y Therlock que tan sólo tenía su atención sobre uno de ellos, el segundo aprovechó su ubicación de flanqueo ganándole la espalda al sacerdote, para asestarle un certero golpe con una piedra en su cabeza, haciéndole caer inconsciente.

Lo que ocurrió después es un misterio, pues para Zafiria, Therlock y el propio Endiku, Valazard había desaparecido. El muchacho aparecería días después en el pantano cercano a Ithaca, sin heridas, sin faltarle ninguno de los objetos que tenía entre sus pertenencias que él recordase y una imagen en su cabeza, el momento en el que cayó inconsciente en la caverna.

A partir de entonces, empezaron los extraños sucesos, las acusaciones hacia el muchacho, las lagunas en su memoria. Todo es confuso en su día a día y a medida que pasan, el esfuerzo de averiguar que es real o ficticio se hace cada vez más difícil.
Sus días comienzan a ser una agonía de desesperación por no disponer del control que requiere esta confusa situación. Cree verse a sí mismo caminar por la ciudad, persigue sombras que no existen y rastros que posiblemente sean sus propias huellas. La línea que separa la locura de la cordura se torna muy delgada y ello lo consume, lo abate.

Lizz, una vieja amistad de su vida como muchacho en la ciudad, ha sido su salvación para no perder la poca cordura que le resta. Ahora su liberación depende de encontrar al resto de miembros de la escaramuza y así averiguar todos los detalles de lo ocurrido en la caverna. La confusión es tal que evalúa incluso encerrarse hasta encontrar a Zafiria, Therlock o Endiku. Siente que pierde el control, que será lo próximo? Acabar con alguna vida, ofrecer el baño de sangre que desearía poder evitar en Ephesus? Los días se vuelven oscuros, confusos, impidiendo que todo atisbo de lucidez sea alcanzado por su mente.

Cada paso debe ser medido, meticulosamente estudiado, si se encerrase voluntariamente se evitarían sus supuestos e involuntarios actos de rebeldía? O éstos seguirían sucediendo? Si es así, existe un segundo ser idéntico a él que le esté promocionando con la reputación de alguien afín al caos? Nunca una guerra o el combate más sangriento, habían abatido de forma tan letal al pequeño Valazard y en su vida pasada, al caballero bendecido por Cattiva.

Vistas: 13435  •  Comentarios: 10  •  Escribir comentarios [ Regresar ]

  • ¿Quién está conectado?
  • En total hay 1 Usuario identificado :: 0 registrado, 0 ocultos y 1 invitado (basados en usuarios activos en los últimos 5 minutos)
    La mayor cantidad de usuarios identificados fue 57 el Sab, 08 Sep 2012, 09:29

    Usuarios registrados: No hay usuarios registrados visitando el Foro
    Referencia: DMs, Mapeadores, Programadores, Webmasters





 Identificarse

Nombre de Usuario:


Contraseña:


Recordarme


 Imagen reciente

El secreto de los druidas 5
Nombre de Imagen: El secreto de los druidas 5
Nombre del Álbum.: La Maldicion de las Tinie...
Subido por: Marcus
Subido el: Dom, 27 Oct 2013, 21:46
Visitas: 16073
Comentarios: No hay comentarios


 Imagen aleatoria

Pelea verbal con el muñeco
Nombre de Imagen: Pelea verbal con el muñeco
Nombre del Álbum.: Quest Tiempos de Conflict...
Subido por: Ginza
Subido el: Mié, 27 Abr 2011, 15:07
Visitas: 503
Comentarios: No hay comentarios



cron