El Mundo del Orbe • Ver Tema - El Cáliz de las Almas

El Cáliz de las Almas

Este foro sirve para comentar y anunciar las búsquedas guiadas.

El Cáliz de las Almas

Notapor Kelunne » Vie, 15 Feb 2013, 09:45

El Caliz de las Almas


Caliz de las Almas.jpg


Obedeciendo las ordenes de su amo y señor Uyilak , siguieron el rastro de la reliquia hasta la Senda que lleva a Togton , donde consiguieron dar con el Caliz .Éste se encontraba enterrado y tras desenterrarlo los sirvientes de Uyilak se disponian a volver pero debido al largo viaje habian tenido muchas bajas por lo que decidieron acampar en un lugar relativamente seguro tras la Senda en el Paso de las cascadas . Pero tal vez el azar o la torpeza de los kobolds , el caliz cayo en manos de un mediano llamado Drudo y de su acompañante Merum .

Los Kobolds sabian que la reliquia la tenia un mediano pero no sabian exactamente su nombre (Aunque si su apodo "Hoja veloz" ) asi que tras tres dias pensando como recuperar el caliz decidieron montar una barricada a la espera de que saliera Drudo "Hoja veloz" esta idea viniendo de estas criaturas no esta mal el problema radica en que Hoja veloz ya habia salido del poblado

Drudo "Hoja Veloz" ataveso con bastante suerte las llanuras del Este hasta llegar a Ephesus , sabia que muy probablemente los kobolds le podrian haber seguido .Asi que por ese motivo abandono el poblado de Togton aparte de que pensaba vender el Caliz por un buen precio ya que no seria la primera vez que habría vendido alli material de dudosa procedencia

Una vez Drudo llega a Ephesus se topa con dos amables mujeres Lizz y Misha que parece estar dispuestas a acompañarle hasta Luthoria ya que segun ellas el camino desde Ephesus a Luthoria es peligoso y Drudo que ya habia pasado lo suyo hasta llegar a Ephesus aceptó

De camino a Luthoria las dos chicas preguntan al mediano por su nombre y a que va a Luthoria a lo que este responde que va a comeciar que se dedica a la compra y venta de articulos , y que tenia una copa de plata que iba a vender a cambio de especias

Una vez llegan a Luthoria el mediano pide como ultimo favor que si van algun dia a Togton de donde él es , que si pueden que les diga a su prima Merum que ha conseguido vender el caliz de la abuela . En verdad Drudo hace esto con dos motivos , la chica no es su prima sino la mediana que le acompañaba cuando le arrebataron el caliz a los kobolds y ella tambien queria su parte del botin pero Drudo se adelanta y se va del poblado sin avisarla por lo que Merum se queda sin su parte del botin y por otro lado alejar a las dos chicas que le acompañaron para sacar ventaja por si acaso

Drudo consigue vender el caliz de hecho asi se lo dice a Misha antes de que ella se marche de Luthoria y este se va a descansar.

Despues de todo esto las chicas viajan a TogTon junto con Magnus Sinister y tras llegar a las Paso de las cascadas donde se encentran los kobolds ven que aparte de estos se encuentra Fridoc , tras un largo dialogo el grupo se entera de que estos seres buscan el caliz que Drudo llevaba y viendo que se negaban a que pasara nadie ya que como decian ellos, su amo tomaria represalias contra ellos (kobolds) por haber perdido el caliz ,Magnus Sinister lanza un conjuro (Gran trueno) que deja a los kobolds fuera de acción

Tras dejar atras a los kobolds , el grupo entra en el poblado de Togton y al fin consiguen encontrar a Merum para hablar con ella y ésta les cuenta lo que ha ocurrido


//Dejare este fin de semana para que vayan pensando que dia de la semana (De lunes a viernes) les viene bien para continuar
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Avatar de Usuario
Kelunne
Equipo de desarrollo
Equipo de desarrollo
 
Mensajes: 83
Imágenes: 13
Registrado: Mar, 08 Ene 2013, 18:08
Personajes: Kelunne - Amiel Rykai

Re: El Caliz de las Almas

Notapor Kikazo12 » Vie, 15 Feb 2013, 13:25

//A mi me viene bien el viernes por la tarde, ya que las supuestas vacaciones que tenia entre semana solo me han durado hasta hoy. Gracias
Avatar de Usuario
Kikazo12
Forista senior
Forista senior
 
Mensajes: 107
Imágenes: 0
Registrado: Vie, 09 Dic 2011, 07:50
Ubicación: Zaragoza, España
Personajes: Pertetch Boguen
Misha

Re: El Caliz de las Almas

Notapor Fridoc » Sab, 16 Feb 2013, 00:29

De lunes a jueves, el horario me es indiferente
Avatar de Usuario
Fridoc
Forista épico
Forista épico
 
Mensajes: 960
Registrado: Sab, 11 Nov 2006, 21:44
Ubicación: Catalnunya/Manresa
Personajes: Fridoc The Black
Nessa Ryvendell
Val nez'Anduril
Rob Marston

Re: El Caliz de las Almas

Notapor Kelunne » Lun, 18 Feb 2013, 16:25

//El jueves apartir de las 21:00 (Hora de España) si no hay ningun contratiempo continuaremos con la quest
Avatar de Usuario
Kelunne
Equipo de desarrollo
Equipo de desarrollo
 
Mensajes: 83
Imágenes: 13
Registrado: Mar, 08 Ene 2013, 18:08
Personajes: Kelunne - Amiel Rykai

Re: El Caliz de las Almas

Notapor Fridoc » Lun, 18 Feb 2013, 18:00

Kelunne escribió://El jueves apartir de las 21:00 (Hora de España) si no hay ningun contratiempo continuaremos con la quest


Perfecto! =P~
Avatar de Usuario
Fridoc
Forista épico
Forista épico
 
Mensajes: 960
Registrado: Sab, 11 Nov 2006, 21:44
Ubicación: Catalnunya/Manresa
Personajes: Fridoc The Black
Nessa Ryvendell
Val nez'Anduril
Rob Marston

El caliz de las almas

Notapor Marcus » Lun, 04 Mar 2013, 07:44

//Antes de empezar quiero aclarar unos puntos:
-En el relato no estoy hablando desde el punto de vista de Lizz, así que uso nombres y otros aspectos que ella no debería conocer on rol, si hay algo mal en estos aspectos solo díganlo
-Me falta un programa para cambiar el formato de las pocas fotos que tome de la quest, así que esas también las agrego al editar el relato
-Al que no le guste la forma en que escribi el relato ya se puede ir llendo a... escribir su propia version del relato

Mientras Misha y Lizz hablaban de diversos asuntos sin importancia en la plaza de Ephesus, un mediano cargado de objetos se acercó a ellas presentándose como Drudo Hojaveloz y pidiendo indicaciones para llegar a una ciudad determinada en donde tenía negocios que atender. Tras mostrar en el mapa la ubicación de Luthoria como el lugar al que se dirigía ambas se ofrecieron a llevar al mediano a la ciudad.
El trayecto no mostro más peligros que los habituales ataques de trasgos y
esqueletos ni se diferenció de cualquier otro viaje a dicha ciudad más que por
los constantes halagos del mediano a la apariencia o personalidad de las
azukaritas.
Al llegar, el mediano pidió como ultimo favor que si pasaran por Togton, le dieran
a su prima, Marum Kistyn, la noticia de que logró vender la copa de su abuela.
Tras haber sido detenido el primer intento de viajar a dicha ciudad por un descuido
de Lizz, se encontraron en Ephesus con Magnus quien se les unió porque
recordaba una beta de rubíes que podía encontrarse camino a Togton.
El viaje, esta vez más cuidadoso, no mostró muchos contratiempos, casi todos por
desorientación, hasta entrar al pasaje subterráneo que conecta con Togton,
donde un grupo de kobolds habían hecho prisionero a un mediano al que Magnus
parecía conocer, y al que llamaba únicamente Sueño.
El intercambio de preguntas terminó siendo largo, inútil y ridículo a causa del
mediano que no paraba de acusar a Misha de tener un cáliz de plata que su
maestro, al cual describieron como únicamente como parecido a Magnus, cáliz que
para ellos justificaba sitiar completamente la ciudad de los medianos.
Cansado de los gritos y amenazas de los kobolds, Magnus decidió asustarlos conjurando
un gran trueno que los aturdió momentáneamente, convenciéndolos de permitir al
grupo el paso a la ciudad.
Una vez en Togton se dirigieron rápidamente a pedir indicaciones para encontrar a
Merum, que al recibir el mensaje empezó un ridículo berrinche sobre lo tramposo
que era Drudo y que no recibiría su parte por la venta del objeto que habían
robado. Habiendo recibido de Merum las respuestas que podían, Lizz le entregó
una bolsa con 2000 monedas, acto que pareció sorprender a sus acompañantes, con
la esperanza de que esta le informarme sobre cualquier rumor que escuchara
sobre el asunto, o que al menos dejara de gritar sobre su parte para no alertar
a los kobolds o a su amo, quien quiera que fuese

La extraña conversación que Lizz mantenía dentro de la cueva del pantano se vio
interrumpida por una fuerte pelea que se escuchaba desde el interior. Al salir,
solo un puñado de esqueletos seguían en pie entre el mar de huesos y kobolds
muertos que cubría el pantano.
Acabados los esqueletos, tras lo cual Lizz noto la ausencia del sospechoso niño con
quien discutía.
Sin perder el tiempo decidió encaminarse a la ciudad, pero su camino terminó por
desviarse a causa de unos extraños ruidos que parecían provenir del cementerio,
donde apenas tuvo tiempo de desenfundar su espada antes de ser alcanzada por
Misha.
Una vez preparadas la dos azukaritas fueron al encuentro del liche que estaba
levantando a los cadáveres del lugar y al golem de huesos que lo seguía para
detener esa profanación. Al interrogarlo el liche aseguro que estaba en busca
de cierta reliquia, un cáliz y que detendría el ataque si le era devuelto.
El interrogatorio y el intercambio de amenazas consiguió sacarle un par de
respuestas al liche:
El cáliz puede destruir un cuerpo y encerrar su alma
El nombre del otro interesado en conseguir el cáliz, quien comanda a los kobolds
es Uyilak
Destruir el cáliz directamente podría destruir también las almas atrapadas
Al determinar que las azukaritas no estaban dispuestas a ceder bajo las amenazas y
que la dudosa promesa de abandonar Ephesus para desatar cual sea el mal que
planease en otro lugar, el liche invoco a un grupo de esqueletos justo antes de
escapar de la luz producida por la cruz que Misha siempre carga
Al terminar la corta batalla contra los no-muertos que quedaron, las dos volvieron
a la ciudad para poner sobre aviso a la guardia de la ciudad, aunque la única
respuesta que recibieron es que debían pedir una entrevista que aún esperan con
el consejo de la ciudad para pedir que aumenten las defensas de Ephesus en caso
de un ataque mayor por cualquiera de las dos partes interesadas en obtener la
peligrosa reliquia

Poco después de su encuentro con el liche, Lizz caminaba hacia la plaza de Ephesus, donde encontró a Jalle, quien decía que la necesitaba en su casa.
Al llegar al lugar un esqueleto estaba destrozando muebles y puertas en busca de una salida, al verlos entrar, el esqueleto se limito a repetir las exigencias del liche, entregar el cáliz para detener los ataques a la ciudad.
Lizz se dedico a interrogar al esqueleto mientras Jalle se limitaba a quejarse por los destrozos en su propiedad, al punto de agotar a Lizz que ofreció pagar los arreglos para frenar los lloriqueos.
Al no conseguir mas información que el nombre del liche, Lizz derribo al no-muerto y se dirigió al banco para sacar las 50.000 monedas que Jalle pidió para los arreglos de su hogar.

Tras una reunión ocasional en la plaza de Ephesus y el debido intercambio de
novedades sobre el asunto, Misha, Fridoc, Kasbed y Lizz partieron rumbo al
puerto de Luthoria para buscar mas información sobre el cáliz. Al llegar y tras
pedir cada quien su bebida Kasbed empezó a interrogar al camarero soltando
varias sumas de dinero para sacarle información, proceso durante el cual se
unieron al grupo Magnus y Jalle con quienes partieron a Enom, donde según la información del camarero podrían encontrar información de Drudo.
Una vez en Enom, Se decidió que debían dividirse en grupos para ubicar a Drudo, se decidió agrupar a Magnus y Jalle, a Kasbed y Fridoc y a Misha y Lizz.
Poco duró dicha division, yal que Lizz se encamino, seguida por Misha, a hablar con Horaol, el semiorco que vigila el puente, quien no tardo demasiado en empezar a responder con gusto a las preguntas, al igual que Maril quien al ver que los otros se congregaban alrededor de Lizz se acercó a corroborar el motivo.
Siguiendo las indicaciones de los guardias, fueron a la casa del clérigo de la ciudad, quien cuidaba del herido Drudo, que había sido atacado por kobolds de camino a Enom. Este no tardo en revelar a quien había vendido la copa cuando Lizz le revelo que no solo un ejercito de kobolds sino también un liche y su ejercito de no-muertos.
Habiéndole sacado la identidad y donde podría encontrarse al comprador del cáliz, y habiéndose tomado Lizz el tiempo de darle el susto de su vida para que se lo piense dos veces antes de andar robando objetos que no conoce, volvieron, algunos de mala gana, hasta Luthoria donde esperaban encontrar a Alandy, cerca de la torre de vigilancia del puerto.
Alandy estaba como se dijo cerca de la torre y afirmo tener el objeto que ellos buscaban y parecía dispuesto a negociar… Lizz lo afronto con su usual honestidad agresiva, informándole que buscaban el objeto para evitar que el liche que lo busca fuera tras el, pero a pesar del terror que esto le produjo, su evidente avaricia lo llevo a interesarse mas en la oferta económica de Kasbed, aunque, tras una señal de Jalle, Fridoc uso un conjuro de oscuridad para cubrir el robo del cáliz.
Desvanecida la oscuridad, y tal como esperaba que ocurriera, Lizz se encontró sola con Alandy quien en lugar de prestar atención a las advertencias de Lizz se limito a acusarla del robo y a lanzarle una patética amenaza de venganza.
Tras rencontrarse con el grupo que se había reunido en la campiña y volvieron juntos hasta Ephesus, donde se reunieron en la casa de Fridoc para debatir sobre el cáliz.
Después de que Magnus inspeccionara más a fondo la reliquia y la pusiera a prueba lanzándole una piedra de alma, la cual hizo sumarse una joya al cuerpo de plata del cáliz, el y Fridoc iniciaron una inútil negociación mientras el resto de los presentes se limitaban a escucharlos. Fridoc afirmo que lo único que quería era que Magnus estudiara una forma para poder dominar el plano de las sombras, a lo cual Magnus se negó completamente, por lo que todos dejaron la casa sin llegar a nada.

Una vez más, todo se inicio en la plaza de Ephesus donde Lizz y Paus discutían sus asuntos cuando un extraño encapuchado apareció presentando como Uyilak, un arcano de Ravenville. Tras explicar que buscaba a Misha, Lizz le dijo, sin siquiera preguntar motivos para corroborar que estaba al tanto del asunto, que Misha desconocía quien tenia el cáliz en ese momento. Justo en ese momento llego Fridoc, quien se puso a escuchar la conversación y al enterarse que también había un liche interesado en el asunto se escondió detrás de Lizz por miedo que el liche fuese el hombre encapuchado con quien se mantenía la extraña conversación.
Uyilak no parecía tener problemas en responder las preguntas que se le hacían sobre el cáliz, afirmo que era un artefacto usado para un antiguo ritual para ajusticiar a las almas malvadas, incluso afirmo que liberaría las almas justas y usaría el resto para sus estudios.
Justo después de responder que no estaba relacionado con los Sinister, apareció por el portal Magnus, quien se sorprendió al ver a un arcano de su mismo pueblo que no pertenecía a su casa. Magnus le ofreció contar quien poseía el cáliz en ese momento a cambio de saber todo cuanto supiera sobre el cáliz, tras lo cual se encaminaron a la torre del primero para hablar en privado.
Mientras los dos arcanos discutían, Lizz y Paus trataron de disuadir a Fridoc de acercar la oferta monetaria de Uyilak, quien parecía ser el menor de los males, pero este se negó alegando que ya tenía más oro del que podría gastar y que lo que realmente quería es poder, discusión en la cual Fridoc revelo mas de lo que debía sobre la prolongada longevidad de Magnus.
Para evitar que le quitaran el cáliz, Fridoc le ordeno a su sombra que ocultase el cáliz en el plano de las sombras.
Al volver, Uyilak encaro a Fridoc para convencerlo de devolverle el cáliz, pero el se negó, diciendo que ya no lo tenia en su poder y escapo desvaneciéndose frente al grupo.
Luego de ver la desaparición del mediano, Uyilak anuncio que usaría la fuerza para recuperarlo, aunque dada la preocupación de Lizz y Paus por la seguridad de la ciudad, prometió que la pelea entre el y Tharis era solo entre ellos y que solo atacaría a Fridoc si no devolvía el cáliz, dejando fuera del asunto a cualquier inocente.

Mientras Kasbed y Lizz mantenían un pequeño debate sobre magia y dioses, unos fuertes ruidos comenzaron a llegar desde las puertas. Aunque no estaban preparados para mantener un combate, ambos salieron a ver el motivo de tanto ruido.
Una vez fuera se encontraron con un número aun mayor de no-muertos que exigían el cáliz, y aunque la arcana les dijo que el cáliz se encontraba oculto en el plano de las sombras, el líder de esa horda de no-muertos decidió atacar la ciudad.
Aunque la mayor parte de los no-muertos cayeron rápidamente bajo los conjuros de Lizz, su líder y el golem de huesos que lo seguía dieron más batalla al par que salió a su encuentro y a los dos guardias que estaban cumpliendo su turno en las puertas de la ciudad.
Aunque con mucho esfuerzo, y con la perdida de un guardia, el golem de hueso fue derribado
Una vez finalizado el ataque, Kasbed y Lizz se dirigieron al consejo de la ciudad, sin siquiera intentar curar completamente las heridas de Lizz, para exigir un aumento en la defensa de la ciudad. Una vez en el lugar, se encontraron con un enorme ajetreo, que irónicamente acelero la entrevista con Donan.
Al entrar en la oficina donde estaban Donan y Korana, explicaron que un liche estaba atacando la ciudad, y aunque preguntaron varias veces el porqué de sus ataques, ambos evadieron la pregunta para evitar que traten de negociar el peligroso objeto con los no-muertos.
Habiendo conseguido el aumento en las defensas, ambos dejaron el edificio tras lo cual se separaron para atender cada cual sus asuntos inmediatos, como revisar los cadáveres en busca de algo valioso y curar sus heridas.

Luego de volver de un paseo por Daewoo, Lizz se cruzo con Kasbed, que extrañamente no apareció de la nada como acostumbra sino que se acercó caminando como toda persona normal y le dijo que partía hacia Atrienza, lugar al que le pareció que se dirigía una horda de no-muertos.
Habiendo pasado por el templo de Azurak para comprar algunas cruces y aguas benditas, retomaron el camino donde se cruzaron con Therlock, que dijo dirigirse a Camposanto y que acepto acompañarlos al enterarse del motivo del viaje.
Una vez en la ciudad se encontraron con casas cerradas con barricadas y con ventanas tapiadas, mientras que los no-muertos caminaban por sus calles como patrullándolas.
El grupo, luego de revisar que los tres estaban listos, empezaron a atacar a los no-muertos aprovechando una posición elevada para derribarlos con los arcos para evitar que puedan acercarse en un grupo demasiado grande. Mantuvieron la misma táctica hasta estar cerca del cementerio donde el líder de esa horda de no muertos les salió al encuentro derribando a Therlock y a Lizz sin mucho esfuerzo, aunque Kasbed logro escabullirse y llevar el cuerpo de Therlock al templo de Cattiva para que sea resucitado.
Aunque Kasbed decidió no volver a Atrienza, Therlock resucito a Lizz para que lo ayude en un segundo ataque, esta vez menos sutil al cementerio donde los no-muertos se habían atrincherado. El ataque esta vez fue mas efectivo, en solo unos momentos toda la horda había sido destruida y solo quedaba en pie el líder que acepto hablar con Therlock, el cual concertó una cita con el liche a las puertas de Cattiva para tres lunas a partir de ese momento.
Una vez en Ephesus, Therlock afirmó que era una trampa y que su única intención era destruir al liche en cuanto pudiese.
Tras esto, ambos marcharon a tomar el descanso que tanta falta les hacia después de semejante jornada.

Días antes de la reunión con Tharis, Lizz se encontraba en busca de hongos moteados para sus practicas en joyería cuando un kobold se acercó para hablar en lugar de combatir como los otros kobolds de la cueva.
Tras confirmar que hablaba con “la arcana de Azurak” el kobold paso a transmitir el mensaje de Uyilak, quien quería reunirse en secreto con ella en la casa abandonada en las afueras de Luthoria. Una vez confirmada su asistencia a la reunión Lizz pago una propina al kobold que se fue saltando de alegría por las monedas y termino con la búsqueda para volver a la ciudad.

El día de la reunión en las puertas de Cattiva, el grupo que salió de la ciudad termino siendo mas numeroso de lo que se esperaría, conformado por Therlock, Fridoc, Kasbed, Sorya, Wulfric y Lizz.
El viaje fue relativamente silencioso si se tiene en cuenta lo numeroso del grupo, pero no tuvo demasiados contratiempos y llegaron a destino sin problemas.
Al llegar Tharis y un numeroso sequito de no-muertos, compuesto por 6 robavidas y 2 golems de huesos, ya se encontraban en el lugar.
Tal y como era de esperarse, la idea no fue acabar con el liche, sino negociar con el, y mientras Therlock pedía ser convertido en vampiro, Fridoc y Kasbed pidieron una forma de controlar el plano de las sombras. El liche acepto al pedido de Therlock, pero al negarse el trato que no aportaba beneficios para Kasbed y Fridoc, unido a la amenaza de negociar con Shoras, Tharis se limito a atacar a los presentes.

Poco después de despertar en la sala de sanación, sin recuerdos de la reunión, Lizz partió para su segunda reunión del día, esta vez para encontrarse con Uyilak, quien le afirmo que sus informantes lo pusieron al tanto de que se llevo una reunión con Tharis, dejando a Lizz casi segura de que fue eso lo que la dejo herida en la sala de sanación.
El arcano fue directamente al grano, decía querer destruir el cáliz, ya que no estaba dispuesto a permitir que Tharis se volviera mas poderoso que él. Esto despertó sospechas en Lizz, quien empezó a interrogar al arcano para conocer en detalle el resultado del ritual.
El ritual, según Uyilak, consistía en liberar las almas del cáliz para que entren en el cuerpo de la persona, una vez en este punto se decidía si las almas eran liberadas o absorbidas, permitiendo a quien lo llevase a cabo tener la vida, poder y habilidades de todas las almas encerradas. Tras intercambiar las respectivas aclaraciones (que el arcano absorbería las almas si era el quien lo recuperaba sin ayuda de Lizz, y que ella destruiría el cáliz de otra manera si le ponía las manos encima) ambos dieron por terminada la reunión.

Poco después de volver a la ciudad, y aun manteniendo en secreto su reunión con Uyilak, Lizz se encontró con Wulfric, y mientras conversaban en la plaza, un malherido Fridoc llego por el portal.
Inmediatamente cargaron al mediano hasta su hogar, el cual estaba completamente revuelta. Una vez en su habitación, Lizz encontró una nota del liche, en la que informaba a Fridoc de que había obtenido el cáliz y que le daría su parte como habían acordado.
Tras reponerse y haber leído la carta, Fridoc se enfrasco en un largo debate con Lizz y Wulfric, quienes afirmaban que lo que había echo era un error, pero el mediano insistía en que el liche cumpliría, y que de todas formas seria divertido.
Finalmente la discusión no llevo a nada, por lo que luego de separarse solo quedo el conocimiento de que el liche tenia el cáliz.

Mientras Lizz aconsejaba a un recién llegado y le ofrecía un trabajo con el cual ganarse unas monedas, Kasbed, debilitado por un enfrentamiento llamo a la puerta de la torre para pedir a Lizz que revisara ciertas runas que había copiado de un primer circulo mágico que había saboteado para impedir el ritual del liche.
Aunque no todas las runas estaban bien escritas, alcanzo para que Lizz reconociera un ritual de nigromancia para absorber almas, por lo que ambos decidieron reunir a quienes pudieran para ir a buscar y detener por completo al liche.
El grupo termino estando formado por Misha, Wulfric, Kasbed y Lizz, y tras hacer una parada en la casa del clérigo, fuera de Luthoria para sanar a los Kasbed y a Misha, que se encontraban algo débiles.
Mientras acordaban la estrategia a usar en contra del liche, Paus que pasaba por el lugar se les unió.
No tardaron en encontrar rastros de los no-muertos, los cuales los llevaron sin mucho problema al lugar donde el liche empezaba a absorber las almas.
Tal y como habían acordado, mientras el grupo atacaba a los no-muertos que cubrían al liche, Kasbed se escondió hasta poder atravesar el cráneo del liche con una cruz, logrando derribarlo.
Una vez caído el liche, Kasbed trato de tomar el cáliz , que se encontraba algo dañado y contenía menos almas, y escapar con el, y tras intentar inútilmente de convencerlo de que el cáliz debía ser destruido, recurrieron a la fuerza para quitárselo, y aunque Lizz casi ejecuta a Kasbed cuando se encontraba malherido, Paus logro dejarlo inconsciente y llevar el cáliz ante Tienmay para que libere las almas y destruya el artefacto, mientras Lizz trataba de consolar a la dolida Misha.
Tras despertar y enterarse del destino del cáliz, Kasbed culpo al grupo de haber arruinado un plan para acabar con Shoras, y los acuso de estar cegados por la fe y de haberle dado a Tienmay el poder para destruir el balance que los Dioses tenían en el mundo.
Tras cansarse de discutir sobre si estaba bien o no mantener simplemente oculto el cáliz, Kasbed aseguro que algunas personas iban a morir a su alrededor, tras lo cual regreso Paus, quien era perseguido y amenazado por Fridoc, enojado por no poder recibir lo que el liche había prometido.
Tras la huida de Paus, Kasbed se fue por su lado mientras Lizz y Wulfric volvían a la ciudad.

Al día siguiente, mientras disfrutaban del día en el lago de la parte oeste del bosque, un explorador del templo de Tienmay se acercó buscando a Paus, quien era requerido por la Diosa para liberar las almas y destruir el cáliz.
Rato después de su partida, Paus volvió al lugar donde solo se encontró con Lizz y una recién llegada a la ciudad, y confirmo la destrucción del cáliz, devolviendo los ánimos al grupo y permitiéndoles tomar un merecido descanso
Última edición por Marcus el Lun, 04 Mar 2013, 16:30, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Marcus
Forista profesional
Forista profesional
 
Mensajes: 160
Imágenes: 5
Registrado: Vie, 23 Sep 2011, 08:07
Ubicación: Buenos Aires
Personajes: Lizz
Gilrael Fëfala
Vincent

Re: El caliz de las almas

Notapor Therlock » Lun, 04 Mar 2013, 15:30

// Solo una cosa, Lizz al igual que los otros que estuvieron en las puertas del templo de Cattiva para negociar con el liche y que murieron, no se acuerdan de nada de la negociación ya que murieron y por lo tanto no se acuerdan de nada al no ser revividos por conjuro.

Digo esto pues para evitar metarroleadas bastas
Avatar de Usuario
Therlock
Maestro forista
Maestro forista
 
Mensajes: 455
Registrado: Dom, 17 May 2009, 16:00
Personajes: Therlock Kross

Re: El caliz de las almas

Notapor Marcus » Lun, 04 Mar 2013, 16:17

//No te preocupes, ni yo ni Wul roleamos acordarnos nada de la reunion, como puse en la historia, Lizz estaba CASI segura y es porque sabia que ese dia era la reunion, pero cuando roleaba la otra reunion con el DM deje en claro que sabia que ese dia habia una reunion, pero que no podia estar segura si habia participado ni lo hablado en el lugar, solo sabia que ese dia era una reunion y que algo la habia mandado a la casa de sanacion de luthoria
Avatar de Usuario
Marcus
Forista profesional
Forista profesional
 
Mensajes: 160
Imágenes: 5
Registrado: Vie, 23 Sep 2011, 08:07
Ubicación: Buenos Aires
Personajes: Lizz
Gilrael Fëfala
Vincent

Re: El caliz de las almas

Notapor Kelunne » Sab, 09 Mar 2013, 02:03

Therlock escribió:// Solo una cosa, Lizz al igual que los otros que estuvieron en las puertas del templo de Cattiva para negociar con el liche y que murieron, no se acuerdan de nada de la negociación ya que murieron y por lo tanto no se acuerdan de nada al no ser revividos por conjuro.

Digo esto pues para evitar metarroleadas bastas


Quiero aclarar que cuando un PJ muere , sea revivido de la forma que sea , este no recuerda el ultimo acontecimiento que ha ocurrido y ha originado su muerte .
Avatar de Usuario
Kelunne
Equipo de desarrollo
Equipo de desarrollo
 
Mensajes: 83
Imágenes: 13
Registrado: Mar, 08 Ene 2013, 18:08
Personajes: Kelunne - Amiel Rykai

Re: El Cáliz de las Almas

Notapor Therlock » Sab, 09 Mar 2013, 14:57

//creo recordar un post en el que se explicaba esto y creo que con el conjuro de resurrección del clerigo si recordabas que habia pasado, de todos modos voy a buscarlo para mayor seguridad
Avatar de Usuario
Therlock
Maestro forista
Maestro forista
 
Mensajes: 455
Registrado: Dom, 17 May 2009, 16:00
Personajes: Therlock Kross

Re: El Cáliz de las Almas

Notapor Kelunne » Sab, 09 Mar 2013, 16:35

En las Pautas de Shinigami_Hikikomori explica esa cuestion , Si has visto en otro sitio que pone lo contrario estaria bien verlo mas que nada para que no exista confusion .

viewtopic.php?f=1&t=2238

8. Muertes. Cuando uno muere y le resucitan no tiene que acordarse. La cosa va de la siguiente manera (aunque el tiempo es roleable, dentro de algo lógico, si todo el mundo está de acuerdo), según tipo de resurrección:
8.1. Templo/sacerdote pnj: No se recuerda la estancia en el limbo/ ni los últimos momentos (si mueres por el chamán orco recuerdas por donde estabas, pero no la causa de la muerte)
8.2.PJ clérigo: idem que el de arriba, si pierdes xp, además no recordarás muchas más cosas, como horas anteriores de la muerte
8.3.Pergamino de resurreciión: no recuerda ni estancia ni los el último o los últimos 2 días
Avatar de Usuario
Kelunne
Equipo de desarrollo
Equipo de desarrollo
 
Mensajes: 83
Imágenes: 13
Registrado: Mar, 08 Ene 2013, 18:08
Personajes: Kelunne - Amiel Rykai


Volver a Foro de búsquedas guiadas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron